3ª PRUEBA CIRCUITO PROVINCIAL BTT TOLEDO - Navalcán 6 de Abril (II RISCOBIKE)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

3ª PRUEBA CIRCUITO PROVINCIAL BTT TOLEDO - Navalcán 6 de Abril (II RISCOBIKE)

Mensaje  CR-2 el Jue Abr 10, 2014 1:57 pm

El pasado Domingo se celebró en Navalcán la tercera prueba del Circuito Provincial BTT de Toledo. Después de varias semanas preparando la prueba, visitando el recorrido en varias ocasiones, examinando el terreno y motivándonos para estar coordinados y atentos a todo:

A eso de las 8:00 ya estábamos medio Club Ciclista Navalcán, en pie, dispuestos y disponibles, atentos y atendiendo para que nada fallara y si se diera esa circunstancia, que nadie lo notara y tuviéramos capacidad de reacción para solventarlo con el menor de los ruidos posibles. Un evento de estas para características nos motiva y nos compromete, no s hace sentirnos responsables hasta de si el sol sale o no sale. La mañana se presentaba nublada, con una ligera nieblas que después el sol eliminaría. Temperatura de 14 grados y corredores y organizadores ya aparecían por la Plaza de España para ir preparándose, cada uno en lo suyo.
Debido a la situación geográfica de Navalcán, casi todos los participantes debieron madrugar bastante para acercarse a esta localidad que se encuentra a los pies de la Sierra de Gredos, en pleno Valle del Tiétar. La ruta transcurriría por lo que se conoce como Sierra del Águila, donde se encuentra un monte que llamamos "Piedra del Risco", de aquí el nombre de la prueba.

10:00 de la mañana: Se da la salida, neutralizada, desde la Plaza de España, cruzamos el pueblo y nos dirigimos hacia "Los Cuatro Callejones", donde se da la salida real. Es una calle ancha, que pica hacia arriba y que se ha buscado a posta para que no haya aglomeraciones y evitar accidentes.
De inmediato salimos del asfalto y entramos en el camino del Arroyo Zapatero, estrecho y con barro, barro que no se pega pero que ya nos muestra como va a ser la prueba. Un par de "zigzagueos" y entramos en el camino de Las Ronderas, donde vuelve a picar un poquito hacia arriba y donde se empiezan a ver en cabeza a los líderes de las distintas categorías. Van cogiendo posiciones, buscando a sus rivales directos e intentado provocar cortes. Se pasa por Vasequillo y volvemos a rozar el pueblo, sin entrar, Calle Triana, a la altura del Cerro del Pino para tomar el camino de Valdehornos, primera zona exigente, tanto en la bajada que lleva al Arroyo Porquerizo, como la subida posterior. Los primeros en cruzar el arroyo dudan de su profundidad pero arriesgan y cruzan acercándose a los bloques que tienen colocados las personas que pasan a pie, a buscar espárragos, a pasear o a acercarse sus fincas o ganados. En este punto, después de una larga y rota bajada quien no haya cambiado se va a encontrar con una subida repentina del 21% que va a bloquear la cadena y empieza a impedir la marcha a algunos, que han tenido que poner pie en tierra o tirar de riñones, cambiando piñones con la cadena casi partiéndose. Es una subida de mas de 1 km, que parece no acabarse y cuando acabas y llegas al cruce del camino de la Cuesta de los Corzos (conocido por nosotros como Angliru), ten encuentras con otros 300 m al mismo desnivel. Sufres un poquito más y bajas hasta el camino del Robledo. Donde empiezan a verse los primeros colaboradores del club, Blas y Mike, fieles y serviciales como pocos. Vaya pareja, siempre quieren ir juntos. Os lo tenéis que hacer mirar.
Esta zona es llana, llevamos 11 km y en ningún momento hemos estado a más de 4 km de Navalcán. Enlazamos con el camino de Navalonguilla. Los primeros van en dos grupos bien definidos. En cada grupo se ve a algunos que parece que quieren descolgarse, pero sufren y siguen a rueda. Otros van guardando fuerzas porque han oído que la prueba es dura, han visto el perfil y no quieren dejarse notar. Otros conocen el recorrido y van donde quieren ir, sin importarles mucho los que van tirando (Javi, Javi!!!).
A estas alturas ya hemos visto militares, con las pinturas de guerra, los cascos, los fusiles, camiones. Joder con estos de Navalcán, han traído hasta el ejercito, dice alguno. Pues no, solo es coincidencia. Están haciendo maniobras de orientación. Lugar propicio según los mandos de la Academia Militar de Toledo. Nosotros encantados de verles y de saludarles.
Ahora nos adentramos en la zona de La Pasaera, una trocha entre huertas y el arroyo del Molino Viejo. Zona que alguno ha pensado en volver a visitar otro día, pero "de tranki", que ahora voy con las pulsaciones a tope y apretando el de delante y apretándome el de detrás. Salimos de la senda y pasamos por el camino/arroyo de la Pasaera, camino que nos tiene preparada una sorpresa del 23%, llamada Cuesta de las Viñas; cuesta que nuestros mayores subían con la bici "del ramal" cuando iban a segar o a "Atalantar" el ganado. Algunos de estos mayores están en la cuesta, para ver si es verdad lo que les contamos. Para ver si es verdad que hay gente que se sube la cuesta sin bajarse de la bici. Pues si, no solo uno, sino casi todos conquistan la Cuesta de las Viñas. ¿O es la Cuesta la que nos conquista a nosotros?. Va a ser esto último. En el alto hay fotógrafos, organización y colaboradores, animando y viendo como va la prueba. Al fondo se deja ver el pueblo, entre la fina niebla. El grupo se va estirando. Alguna ya ha partido la cadena, otros han pinchado. Otros empiezan a pagar el esfuerzo inicial. Llevamos un tercio de la prueba y aun queda dureza.ç

Ahora el camino se vuelve "mas cómodo". Es mas ancho, es pista, sigue habiendo algunos charcos y aunque parece que la pendiente es menor, seguimos subiendo unos 4 km hasta el punto del Avituallamiento. Según comentan las personas que están en el avituallamiento, los 80 primeros que pasan no paran ni un segundo, cogen el agua y la fruta en marcha. Con lo bonitas que son las vistas desde este punto. Tenéis que volver otro día y tomároslo con más tranquilidad, os va a dar algo.

Pasamos el avituallamiento y nos metemos en Los Guijos, un pinar de más de 40 años, donde las rampas de ascenso y descenso se suceden sin descanso. O subes o bajas. O bajas o subes. Bajadas del 20% donde alguno habrá llegado a los 60km/h. Yo he conseguido bajar a 54km/ y......buff. He visto cerca algún terraplén. Algo así le debió suceder al dorsal 602 (José Luis Martín), sufrió una caída en pleno descenso con curva de 45 grados incluida. Luego supimos que "solo" se quedó en 4 puntos de sutura en el pómulo, desgarro en un gemelo, cadera "magullada", traumatismo craneal y dolores por todo el cuerpo. Me avisan desde uno de los cruces, mi cuñado Rivery y me dice que mande la ambulancia. Se acercan Ambulancia, Protección Civil y mi hermano que conoce el terreno mejor que su casa. Yo creo que tiene un zulo o una cabaña oculta. Pero no se lo contéis a nadie. Me llaman y me dice que el figura se ha ido, que ha cogido la bici y que sigue la ruta. El figura, cariñosamente dicho, es José Luis 602, que los tiene como el caballo del Espartero y se ha montado en la bici dispuesto a terminar la ruta. Aun le quedan 15 km, con un par de subidas de plato pequeño y piñón grande. Joder José Luis, me emociono al escribirlo. Te tienes que venir un día a Navalcán y te tomamos unas muestras del pelo o de las uñas para ver si te podemos clonar.
Bueno, al lío que me lío. Salimos del pinar y nos dirigimos al "vaho Malo", que como su propio nombre dice, es un camino malo, roto, reventado por el agua, con una bajada espectacular, pero donde vamos pensando: seguro que hay una subida del copón". Efectivamente 2,5 km de subida hasta llegar al camino de Paniagua y el Parral. Donde la dureza es menor, ja, ja, dureza menor, es una forma de hablar o de escribir. Pero ya no puede ser mucho, ya llevamos 35 km y estos se tiene que acabar en algún momento.
Algunos de los de cabeza ha pinchado un par de veces, otros han partido la cadena, otros que se conocen el recorrido (Javi, Javi) se saltan unas señales y avanzan 200 m hasta que se dan cuenta y dicen: "andá, los donust". Media vuelta (Javi, Javi).
Una vez que pasamos el Parral y entramos de nuevo en el camino de Paniagua, solo queda una tachuela de 500 m, llamada "Cuesta Herrá". Donde las caballerías que tiraban de los carros perdían las "herra"duras en los apretones que hacían para subir cargados de grano.
Subimos al cruce de los motores y allí están Antonio y Sergio para dirigir el tráfico, de los coches que transitan por esta zona y de los participantes. Los cuales ya van bastante cansados y menos agrupados. Últimos 2 km para acceder al pueblo en una bajada, Cuesta de los Lobos, (Hubo lobos en esta zona?? no lo sé). Entramos en el pueblo y Protección Civil nos va dirigiendo a meta. He llegado el primero. Tened en cuenta que me conozco el recorrido y que he tardado menos en escribirlo que vosotros en recorrerlo. Creo que el primero ha tardado 1 hora 53 minutos, o algo así.
Tardo menos yo con mi 4L. Pero ese vehículo aun no me lo han homologado los de la Organización del Circuito. Pero bien que se montaron conmigo para ir a ver y supervisar la prueba. Os tenía que haber cobrado algo. Hice de guía turístico y montasteis en una atracción única, que no hay en ningún parque de atracciones del mundo, creo yo.
En fin, que a todo esto, ha parecido que la he ido en bici y no, he estado por el recorrido, viendo que todo estuviera en su sitio, que todo funcionara como es debido y ayudando a ultimar los preparativos del lugar de la entrega de premios, comida, vestuarios, duchas, aseos, lavadero de bicis, podio. El sol ya ha salido y nos va permitir un final de ceremonia con mucha luz y color.
Javi, ¿que te cuentas?.
Pues nada tío, que en 2013 tuve que entrar con la bici de la mano por partir la cadena y este año no iba a ser menos y el último km se me ha atascado "noseké" de la cadena y he tenido que entrar a pié.
Javi, Javi!!!
Llega José Luis 602. Le vemos y viene de la guerra, yo creo que te peleaste con alguno de los militares de las maniobras. Un valiente, un veterano de guerra que llega a lomos de su bici, luchando y venciendo. Para mí, el auténtico ganador de la prueba. Con una sonrisa forzada, entre dolor y felicidad.
Me dice, traeme una cerveza, como algo y me voy al hospital.
Espera coño, tomate un refresco, a ver si vas a dar doping en el hospital, ja, ja,
Vale, una coca-cola.
Llegó, sufrió, calló, se levantó, acabó, bebió, comió y triunfó. Ya tengo un héroe más, se llama José Luis y lleva el dorsal 602. Si os lo encontráis, saludarlo y apartaros un poco que hay que hacerle el paseillo.

Después de este rollo, el que haya llegado hasta aquí, que aguante un poco más.
Quiero agradecer estas ultimas palabras a mis héroes locales por su esfuerzo y dedicación.
No os voy a nombrar a todos, es que sois muchos. Unos habéis estado ayudando en marcaje y supervisión del recorrido, otros dando ideas, otros recordándome que no se nos olvide esto o lo otro, otros no podías venir desde Madrid o Toledo y de repente aparecéis el domingo en la Plaza España diciendo "Que hay que hacer?", "ande voy?". Joder, así da gusto. Eché de menos a algunos que no pudieron asistir por distintos motivos y que estuvieron en contacto en todo momento, antes, durante y después de la prueba. Muises, Juan, Joan, Chuchi Nieto, Gori, María Urdi, Amparo, Manoplas, Rafa, Antonio Zamorano, Alex, Cepeda, Alvaro, Mario Manoli, Diego Perico, Santones, Grillo, JuaSma....Seguro que lo pasasteis mal, pensando en la prueba, en estar ayudando y no podíais. Gracias por vuestros mensajes y llamadas de ánimo.
Estuvisteis pendientes del grupo de WhatsApp. Viendo como iba la prueba. Viendo el dispositivo montado para saber por donde iban los participantes y sufriendo el no poder ayudar ni hacer nada desde vuestras casas, trabajos, etc. Ya os pagareis algo para que os sintáis mejor.

Solo tuve un momento de debilidad, justo cuando me estaba vistiendo a las 7:35, pensé "joder, ¿quien me manda a mi meterme en estos berenjenales?".

Seguro que pudimos hacer las cosas mejor. Pedimos disculpas por aquello que pudimos omitir o hacer o decir mal, a destiempo o con poca fortuna. Tanto antes, durante como después de la prueba. Somos un club humilde sin recursos, con el apoyo exclusivo de las cuotas de los socios y del apoyo incondicional que nos ofrece siempre el Ayuntamiento. Personalizándolo en Eduardo, concejal de Deportes, con el que me he "peleado" durante el último mes y medio. De Manuel Arroyo (Manolo), alcalde y biker. De Antonio, concejal, que siempre prestan su ayuda y digo bien "su" ayuda, porque son los primeros en remangarse para colaborar. No solo hacen acto de presencia. Gracias chicos!!! Sobre todo por no obligarnos a limpiar los vestuarios después de la prueba, ja, ja.
Y gracias a los que habéis ido al día siguiente a quitar todas las cintas y carteles del recorrido.
Me han llamado del SEPRONA, que no habéis recogido el yeso del suelo. No se os puede encargar nada, siempre se os olvida algo. En fin, eso me pasa por no hacerlo yo, que me gusta mucho mandar y no hacer ná de ná. Y lo poco que tengo que hacer se lo encargo a mis cuñados, a mi hermano o a Mayte, mi Santa esposa.

Nos esforzaremos en próximas ediciones (yo no, claro), si se cuenta con nosotros, para mejorar la prueba.
Os damos las gracias por venir a competir, participar y disfrutar de nuestro pueblo, Navalcán.
Os esperamos SIEMPRE!!!
Hasta la vista Amigos de la bike!!!.
Un abrazo
C.C. Navalcán.

CR-2

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 26/10/2010
Edad : 48

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.