II Marcha Navalcan-Guadalupe/14 Julio

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

II Marcha Navalcan-Guadalupe/14 Julio

Mensaje  CR-2 el Mar Jul 16, 2013 12:03 am

Bueno, bueno, bueno, algunos estáis esperando deseosos esta crónica. Pues id echando merienda que se os va a ir un rato. Si no has cenado, cena y luego la crónica. Si no has comido, come. Si tienes que ir a la toilette, llevate el movil en lugar del periódico.

14 de Julio de 2014, fiesta en Francia. Este dato no tiene ninguna importancia, al menos para mi, ni siquiera para los 2 socios que vivisteis en Francia (JL Rivera y Corral).

Pues eso, que ayer hicimos una fiesta por todo lo alto. Fiesta de la bici, del deporte, del compañerismo, del buen rollo, de la amistad. Vaya día, bueno, bueno que echamos.

Habíamos quedado a las 6:30 AM para ir en bici hasta Guadalupe.
Estáis locos, decían nuestros amigos y familiares. Locos por sufrir, por disfrutar, por superarnos y por conocernos mejor.

Llego a la plaza y ya estaban allí los mas nerviosos, los mas impacientes, los mas deseosos de pedalear esos 110 km que teníamos por delante. A medida que llegábamos iba amaneciendo, hacia fresco y empezamos a estirar y calentar.

Aparece el párroco de Navalcan, para darnos su bendición y desearnos un buen camino. Es de agradecer que se diera el madrugón.

Foto de rigor y en marcha. 26 bikers salimos juntos, mas 4 que nos acompañaran hasta Oropesa.
Nos acompaña Albino (Trialera de Mejorada), que le apetecía hacer esta ruta. También nos acompaña Cae Sanchez. Ambos, sin ser socios, creo que se sintieron integrados en todo momento.

Primeros 15 km por la carretera cortada que va a La Corchuela, para avanzar. Pasamos al camino que lleva a Torralba y aquí es donde se nos despiden Angel, Chuchi, Diego y Blas. Nos miraban con cara de: "a que me voy con ellos".

Cruzamos Oropesa y al llegar a Peñitas tomamos un camino que nos llevara a Puente del Arzobispo. Camino donde nos alcanzan unos bikers de Oropesa y no podemos por mas que acelerar el paso y ponernos en Puente del Arzobispo en poco mas de 2 horas. Allí nos espera Miguel Grillo para unirse al grupo. Ademas de estar esperando nuestros angeles de la guarda durante todo el recorrido (Alvaro y Amparo), nuestros chofer con la furgoneta alquilada y donde llevábamos avituallamiento. Primer repostaje, foto en el precioso Puente de piedra de la localidad y vamos para Villar del Pedroso.
Tanto en Puente como en Villar, al cruzar por sus calles, la gente se asoma ante tal numero de ciclistas. Nos animan y nos miran como preguntándose ¿donde irán?. Supongo que sera lo mas parecido a ver pasar la Vuelta por tu localidad.

Ahora nos dirigimos a Villar del Pedroso y luego a Carrascalejo. Todo lo recorrido hasta ahora es prácticamente llano, sin dificultad técnica. Llevamos 66 km, son las 11:00 y el sol comienza a notarse. Segundo repostaje y vamos a por la primera tachuela. Tenemos por delante los 10 km primeros de subida, que van inclinándose cada vez mas. Antes, recordamos entre risas la aventura de 2012, cuando en este punto nos despistamos y llegamos en 2 grupos.

Al llegar a Carrascalejo, sin llegar a entrar en el pueblo, se ve una montaña y varios caminos cortafuegos. Por uno de ellos tenemos que subir. Son unos 3,5 km, con un calor sofocante, asfixiante, camino de piedras sueltas y donde poco a poco empezamos a poner pie en tierra, uno a uno para hacer el ultimo km a pie. Todos, menos Albino, que aprieta los dientes y sube sin pestañear. 2 km mas por asfalto y llegamos al Puerto de Arrebatacapas. Que digo yo, ¿quien pondría ese nombre? Supongo que alguno al que le birlaron la capa. O un caballero andante o un maletilla que iba a torear de pueblo en pueblo; me tengo que enterar. En el alto están de nuevo, Alvaro y Amparo, para refrescarnos. Yo voy pegadillo, la misma sensación que en Mayo, en Ronda, excesivo calor y parece que se mueve todo a mi alrededor. Pillo una Coca-Cola y me siento a la sombra de la furgoneta, escondido del grupo, sin querer preocupar a nadie, a ver si me recupero. Un poco de agua y a la bici otra vez. Vamos hacia Navatrasierra, son unos km de bajada y seguro que me recupero. Nos reagrupamos en esta localidad y seguimos bajando; aprovecho para intentar comer algo, pero no puedo tragar. Esta sensación no me gusta nada.
Empieza la subida hacia el Hospital del Obispo y me voy quedando rezagado. Gerardo me anima; le digo que no voy bien, no ando, voy bloqueado, me bajo. Sigue Ostias!! Con 2 cojones!! Y sigo. Cada vez mas lejos veo al personal. Son unos 10 km de subida, pero a falta de 3, los pies se desenganchan y paro la furgo que viene detrás. Gerardo se mete conmigo, se quedaba descolgado por ayudarme y como si fuera mi entrenador personal, me anima y me dice que en el alto me tengo que bajar y continuar hasta Guadalupe. No lo veo Gerardo, no lo veo.
Llegamos al Hospital del Obispo, bajo la bici, bebo algo, y consigo digerir un gel.

La gente empieza a subirse a la bici y a por un ultimo repecho de este puerto y se lanzan para abajo. Van saliendo poco a poco. Corral, Lucas, Gerardo, son los últimos. Salgo yo y veo que Jose Puchero se esta preparando para montar. A los 500 m. me empiezan a dar calambres en ambos muslos, me bajo y me alcanza Jose.
¿Que haces?, me dice.
Rendirme, contesto, no puedo Jose, voy acalambrado, se acabo.
¡Monta joder! ¡Venga, que no queda ná!.
Que no Jose.
Que pruebes, que es bajada mas adelante y seguro que te recuperas.
Estiro un poco y vamos, arriba.
empieza la bajada y la cadencia me permite recuperar. Alcanzamos a Lucas, Gerardo y Corral. Llegamos al cruce de la Carretera de Gudalupe-Navalmoral y no hay nadie esperando. Es normal, vamos retrasados por mi culpa. Quedan 14 km a Guadalupe por carretera. 9 de subida, llegas al mirador y 5 de bajada. Empiezo la subida y vamos a buen ritmo, me sorprendo de como voy. Magia, el gel hace su función y me ha dado alas y eso que no era de la marca Red Bull.
A falta de 2 km veo que mi amigo y motivador, Gerardo, se queda unos metros. Hay que llegar en grupo, los 5, nos agrupamos. A falta de 1 km divisamos al pelotón. Hemos ido a buen ritmo, y ellos van arropaditos y notando en las piernas este ultimo puerto, que se pegan los tacos al asfalto y lo km recorridos ya se van notando.
En estos últimos km de ascensión, en 2012, me quede clavado y gracias Benja Camacho y Alberto Muises, pude subir. Es importantísimo arroparse y animar, sobre todo en rutas tan largas, donde hay momentos altos y bajos.

Llegamos al alto, al mirador/humilladero. La vista es espectacular, no solo por la sierra y Guadalupe al fondo, sino por ver a 26 tíos como intentan sonreír después del tremendo esfuerzo de 105 km, de 7 horas encima de una bici. Fotos de grupo, fotos de 2 en 2. De 3 en 3... Felicitandonos por lo conseguido. Alvaro y Amparo nos miran, orgullosos, supongo que con algo de envidia sana, valorando lo que se ha conseguido. Pero...sin vosotros, sin vuestro apoyo todo el recorrido, sin vuestros ánimos desde la furgo, imposible hacerlo todos juntos. GRACIAS.
Me comentan que ha habido un grupo de makinas que han llegado sobraos. Juan Matancha, Fortu, Nacho, Albino, VICTOR COBRA, Javi Pajarin, Alberto Muises, Santos...seguro que me olvido alguno, disculpad.

Ahora nos queda la bajada de 5 km para entrar en Guadalupe, liderados por Maria, que la animamos a ir en cabeza y entrar en la plaza del Monasterio, entrando la primera.
Los turistas y habitantes miran sorprendidos como un grupo de bikers entran juntos en la plaza, entre los aplausos y gritos de nuestros familiares.
Seguro que piensan; "que guay" "de donde vendrán?", "quien pudiera", "que valor"...
...pues somos de Navalcan, somos amigos, cada vez mas amigos, y no podríamos hacer estas cosas los unos sin los otros.  Ninguno de nosotros vale tanto como todos nosotros juntos.

Fotos en la plaza, mas felicitaciones, foto de grupo con la bandera de nuestro pueblo y a la ducha y a comer en el hostal-restaurante Altamira, donde nos han atendido de lujo las 2 veces que hemos venido a Guadalupe y donde esperamos volver.

A eso de las 18:00, salimos de vuelta a Navalcan. Bicis repartidas en furgo y bus y todos al bus, esperando dar una cabezadita, pero imposible. Empieza "la ronda" de chistes. Y cuando no es Naza, soy yo, y cuando no Muises y nos pegamos una tupa de reír, que ni te cuento.

Quiero agradecer todos los mensajes y WhatsApp de interés y animo recibidos durante la jornada.

Agradecer, como no, el buen rollo, apoyo, animo, aliento que nos hemos ido dando por el recorrido. Siempre habéis ido mirando hacia adelante y hacia detrás, mirando como y donde iban los compañeros. Así da gusto.

Animo a todo aquel que duda de si podrá hacer una ruta de este nivel de exigencia. Seguro que la puedes, basta con entrenar y dejarse llevar por el grupo.
No todos hemos ido super-entrenados. Pero hemos ido super-animados, ilusionados y motivados.

Mando un abrazo muy fuerte a los que quisisteis y no pudisteis hacer la ruta por diverso motivos.
Carlos Millan, tuvo que ir a recoger a su hijo que venia de viaje.
Benja Camacho, por trabajo.
Juan Camacho, una caída reciente le jugo una mala pasada a su clavícula.
Cepeda, por su tobillo maltrecho, entrenadonos hace unas semanas.
Tito, por vacaciones.
Tony, nuestros ojos, nuestro guia en 2012. No ha podido ser, pero volverá.

Pues nada, esto es CASI todo amigos.
Porque yo solo comento lo vivido, sufrido, disfrutado y visto por mi. Seguro que tenéis sensaciones y momentos inolvidables, que alguno se atreverá a compartir. Lo estoy deseando. Estoy deseando volver a dar pedales a vuestro lado.

PD: No salis todos nombrados, mencionados o "mentados" como se dice por aquí. Pero seguro que Antonio Murfi, Mike Beicon, JM Corregidor, Jose Kimboxer, Chema, Naza, Manoli, Cae Sanchez, Javi Pajarin, Santos, Jose Ramon, seguro que sabréis perdonarme.

Jose Ramon, al que no vamos a perdonar es a Fortu, que no se llevo colonia pa regarnos un poquito y goler bien. Pero bueno, el hombre estuvo toda la noche currando y a las 6:30 estaba en la plaza para darse el gustazo de ir a Guadalupe. Que tio mas grande!!


http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=4845172

Lo dicho, un placer. Nos vemos.
Un abrazo

CR-2

Mensajes : 278
Fecha de inscripción : 26/10/2010
Edad : 47

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

ahora la mía

Mensaje  Victor Cobra el Dom Jul 21, 2013 10:20 am

Buenas noches o buenos dias, lo que sea, depende de la hora a la que estés cuando leas esto. Dicen que cuando el diablo no tiene nada que hacer, con el rabo mata moscas. Pues eso mismo, como tengo tiempo me voy a marcar una crónica de mi visión (vamos, básicamente de lo que me acuerde) de nuestra peregrinación a Guadalupe de este verano de 2013 y según animé en el wassap a los compañeros de ruta, a que cada uno pusiéramos algunas palabras para dejar constancia, al igual que lo hiciéramos firmando el cartel de la marcha que nos acompañó en la “flagoneta”. Aquí os dejo las mias.

PROLOGO

Dia “D” hora 5:30 AM, suena el despertador, al contrario que los demás días en el que le dejo que suene almenos un par de veces mas antes de apagarlo definitivamente y levantarme, salgo disparado de la cama, como si me hubieran puesto un resorte de esos que cierran las puertas en los bares.
Me lavo la cara, bajo a la cocina, apenas puedo tragarme el café con leche, supongo que por la hora, y me dispongo a revisar todo el equipo mientras lo voy metiendo en la mochila del agua, que horas antes estaba labando mi señora. Todo está correcto y no me falta nada, miro el reloj, voy bien de tiempo ya que son todavía las 5:45, visito al señor “Roca” mientras voy revisando los Wassap del grupo. Dios, que lejos han quedado los días en los que se me amoltonaban las revistas en el armario de las toallas, con esto del movil con internet.....

6:00 AM. Me visto tranquilamente, colocándome bien el culote, el pulsómetro, mallot, zapatillas, comida, bebida, geles...., voy muy bien de horario, por lo que reviso la presión de las ruedas y decido conscientemente, subirle hasta 3 kg de presión, dos décimas mas que lo habitual, sobre todo pensando en la gran cantidad de kilometros que haremos por carretera. Termino el ritual poniéndome el casco, las gafas y los guantes. Como estoy prácticamente en ayunas, saco un par de “gominolas” para desayunar y me las como de un trago sin apenas saborearlas (con lo buenas que están, las “jodias”). Así, todo listo, cojo el manojo de llaves (en esto casi me parezco a S. Pedro, con todas las llaves en un llavero). Saco la bici a la calle mientras me enciendo un cigarro que me fumo en lo que llego a la Plaza.

6:27 AM. Llego a la plaza, como es normal no soy el primero, algunos impacientes ya están calentando, estirando y preparándose mentalmente; ¡¡Pero si falta mas de media hora y mas de tres cuartas partes de la gente!!. Aprovecho para saludar a unos y a otros y cuando me quiero dar cuenta se presenta el señor párroco a darnos su bendición, bajo el agrado de algunos y la sorpresa de otros. Es de agradecer el gesto que tuvo, y el madrugón, Gracias D. Francisco. Después de las horaciones pertinentes, los saludos con el resto de los compañeros mas rezagados, las fotos de rigor,... salimos aproximadamente con 3 minutitos de retraso, que no es ná.

SALIDA

7:03 AM. Salida por la carretera, despacito y con buena letra, sigo saludando a unos y a otros, empiezo a ahorrando fuerzas en las bajadas, dejándome caer sin tocar los frenos, para lo cual me tengo que poner en la cabeza de la expedición, ya que en el grupo si no frenas te comes a alguien. Llegamos al cruce y nos paran para informarnos que desgraciadamente ya hay una baja, Diego que, supongo, por los nervios le ha sentado mal el desayuno y se ha mareado hasta que lo ha bomitado. Que se han quedado con el unos cuantos hasta que llegara su padre a recojerle. Diego, no te preocupes, aveces los nervios juegan estas malas pasadas. Para la próxima verás como no te vuelve a pasar.
Esperamos a que lleguen Blas y María y nos ponemos en marcha con una decena de minutos de retraso sobre el horario previsto. Y no se por qué, pero salimos “escopetaos” hasta Oropesa con una media que superaba los 23 km/h. En el horizonte ya asoma el sol con fuerza, veo que hay una luz estupenda y me adelanto para grabar un pequeño vídeo en el paso de una portera, gravo el paso de todo el grupo y después los gravo mientras los voy adelantando, que queda chulo. En cuando llegamos a Oropesa, sin parar nos enfilamos dirección Puente del Arzobispo, pasando por la puerta de “Peñitas”.

Me empiezo a poner nervioso, aún habiendo estudiado bien los cruces y teniendo un par de “GPS´eros” con la ruta guardada, sé de antemano que de haber pérdidas de rumbo será en ese tramo entre Oropesa y (en un principio) Alcolea del Tajo. Sé que tengo que circular siempre lo mas “recto” posible cada vez que llegue a un cruce, pero llegando al primero, no veo el camino y paro solicitando la presencia de los GPS, algunos aprovechan para sacar la “manguera” y regar el campo que por estas fechas ya está muy seco, bajo la sorpresa de la única fémina que nos acompaña, que la pobre no sabía donde mirar, ya que mirara donde mirara había alguno “regando” menos mal que estaban todos de espaldas (eso creo). Por fin arrancamos detras de Jorge y Nacho por un camino casi perdido entre la hierva y los cardos secos. Uno de ellos se me queda clavado en la cubierta delantera mientras oigo un intermitente “ chifsss, chifsss,  chifsss,  chifsss,  chifsss....” y digo: “alguien ha pinchado,..... ¡¡COÑO!!.... he sido yo”, mi primo de dice que no he pinchado, es que llevo un cardo seco enganchado a la horquilla de préstamo que luce mi bicicleta, ahhh... lo quito y “santaspascuas” pero sigo oyendo el intermitente “chifsss” cada vez mas flojo hasta que desaparece por completo, señal que el líquido antipinchazos a funcionado correctamente.
En estas estamos cuando entre cruce y cruce, los guias nos van guiando correctamente por la senda adecuada, cuando de “repenete” un ciclista me adelanta, ¡¡¡ANDÁ!!!, ¿¿¿...y este de donde ha salido??, me pregunto. A la que le preguntamos y es un grupete de Oropesa que circulan hasta Villar del Pedroso. Pues nos vienen que ni pintado, ya que van directamente hasta Puente del Arzobispo sin pasar por Alcolea. Les digo que si aflojan un poco la marcha les seguimos hasta la gasolinera de Puente. Donde realizaremos la primera parada programada, a lo que aceptan de buen grado, gracias a esto ya no es que recuperemos el horario previsto, es que lo superamos adelantándonos a el. Menos mal que Miguel (Que se nos uniría desde ese punto),  ya había llegado al lugar de encuentro.

Tras la parada, los geles, las bebidas, los “RED BULL”, el platanito... salimos por enmedio del pueblo, aún habiendo algún atajo, pasamos en grupo mientras los vecinos se asoman a las ventanas, puertas y balcones y algunos hasta “aplauden” y animan, como mola eso de ir tantos en grupo. Pasamos el precioso puente de sillería de piedra granítica, que le da nombre a la localidad, para hacernos una “fotico” (como dirían los Maños) en grupo con éste de fondo y reenprendemos la marcha, ahora cuesta arriba, dirección Villar del Pedroso. Mientras que contemplo extrañado, que las señales indican otra dirección. Para lo que hablamos Nacho y yo de ir un día a “investigar” ese otro camino que marcan las señales, bien para la próxima edicción de esta ruta, o para aprender una ruta de fin de semana nueva. Pronto el camino que llevamos empieza a circular paralelo a la carretera, este año no hemos dudado ni un momento, y hemos salido a ésta, nada mas llegar a ella...
El repecho se nos va haciendo interminable, una larga recta que se empina cada vez mas hasta que llegamos al cruce donde se separan la carretera y el camino marcado. En el repecho algunos dudan si seguimos por carretera o por camino, bajo a buscar al “jefe” y se lo pregunto, “Camino” me contesta, subo a la cabeza del pelotón justo cuando llegamos al cruce indicado, donde paramos ligeramente para coger aliento en lo que llegan todas las unidades, menos “una” que se ha montado ya en la “flagoneta malacatonera”, ¡¡¡¡MARIA, bajaté de la flagoneta, que ahora es cuesta abajo casi todo hasta el siguiente pueblo!!! la grito, mientras hace caso omiso y me contesta que ya está muy agusto sentadita. Pues nada, para el Proximo año a superarse, ehhh...
Llegamos a Villar del Pedroso, (¿¿¿un oso que se llama pedro y es dueño de un billar???) a la entrada nos comentan que hay gente un poco rezagada, si bien había dicho anteriormente que era casi todo cuesta abajo hasta ese pueblo, el “casi” se quedó en “Casi´ná” con un par de “repechos” el último asfaltado, que si bien no son exigentes en cuanto a inclinación, lo fueron por el ritmo constante de 20/22 km/h. A los que circulábamos. Nada que ver con el ritmo tranquilo (pero sin pausa) de la anterior edición. En esta localidad teníamos prevista la segunda parada para repostar bebidas, ya que la siguiente vez que nos encontremos con la furgoneta será en lo alto del primer puerto, “Arrebatacapas”,  una vez pasado el siguiente pueblo, Carrascalejo, al que solo lo bordearemos por su parte norte. Antes de llegar a este me informan de la primera “caida” de la mañana, sin incidencias afortunadamente. Jorge ¡¡si es que no miras por donde vas!!.

“EMPIEZA LO BUENO”

Salimos de Carrascalejo (si es que llegamos a entrar, que lo dudo), por la trocha marcada como ruta de peregrinación con los colores rojo/blanco, que casualidad, justo los de la bandera de Navalcán. Pronto el camino se empieza a poner inclinado, con las primeras cuestas duras de la mañana, mientras vamos avisando al personal que por una recta que puede verse mas adelante tendremos que pasar, y esa si que está empinada de verdad, sobre todo el último tramo que desemboca en la carretera, todos avisados y circulando con el plato chico jugando con los piñones, hasta que ya en primera velocidad encaramos “LA CUESTA” (si, en mayúsculas) del día y la última de tierra antes de meternos de lleno en el asfaltado. Si ya es dura de por sí, con su inclinación, es mas dura si cave, por los guijarros sueltos y por que ya llevamos unas horitas encima de la bici y casi 70 km.
Circulo en cuarta posición, a las primeras de cambio Alberto subido en su 29” le patina la rueda trasera en una piedra mientras que lo veo con antelación y le aviso que me deje via libre, circulo detras de Albino (El señor de la llave maestra) y por delante de los dos va Nacho. A otro que le falla la rueda grandota y pone pie a tierra mientras Albino le pasa y yo le pido paso, pero nada, se vuelve a poner bien colocado y sigue dando pedales hasta la carretera, ¡¡¡bien!!! este año me la he subido entera, el año pasado me falló a mi la tracción justo a 10 metros de la carretera. Una vez en la carretera, me dicen que me pare para esperar a todos (¿¿¿ pues no habíamos quedado en lo alto del puerto???) doy un par de vueltas por no parar en seco (llevaba 185 pulsaciones por minuto) mientras espero a mis habituales, y según llega el primero me subo tranquilamente el resto del puerto hasta que vemos al vehículo amarillo chillón aparcado en la cuneta. Ya hemos pasado, lo que personalmente, considero lo peor de la ruta, que es cuando mas calor hace (o sensación de calor pasamos) y mas inclinado es el terreno (de tierra, en asfalto no es lo mismo). Parada en lo alto del puerto, risas, fotos, enhorabuenas, bebida refrescante de estractos (coca......cola, ehh...) y empieza lo divertido, con la primera de las bajadas largas, hasta que lleguemos a Navatrasierra, el último pueblo que pasaremos hasta llegar al destino. Paradita rápida en la fuente, tan rápida que en cuando me doy cuenta, estoy solo.... detrás de un camionarro (Trailer) que ni “palante” ni “patrás”, consigo pasarlo subiéndome a la acera, y se me cruza un chucho que hace que me detenga, no faltó nada para haberle tirado una patada, al chucho y a la dueña, que encima me dice que casi le atropello al perro, faltaría mas señora, átelo husted. Sigo por la bajada, ahora con peor firme, en solitario, hasta el primer arroyo en donde se empieza a llanear, no veo a nadie todavía en la recta por la que circulaba, tengo que apretar los dientes, mientras voy dando pedales como un loco. Al fin diviso al grupo, justo un poco antes de empezar a subir el segundo puerto del día, voy cabreado, e intento llegar a los dos que circulan en “Téte de la course”, echo alguna bronca que otra mientras adelanto al personal. Mientras la carretera (que ahora parece que tiene imán para las ruedas) se va tornando en contínuas curvas e inclinándose por momentos. Circulo solo, a Fortu y a Juan (Matancha) no los pillo, por lo que decido esperar a los siguientes y subir el resto de puerto con ellos, una vez calmados los nervios, claro. Llegando a la fuente del Hospital del Ovispo, Ángel DJ que circula con la rueda trasera pinchada hace que aflojemos un poco el ritmo, dejando de ver a los dos que van en primera posición, por lo que no podemos avisarlos que pararan en la fuente que, por supuesto, no conocían, y se pasan de largo hasta el final del puerto. Donde mas adelante nos estarán esperando.

Agüita fresquita, van llegando unidades sueltas y por parejas, llega la furgoneta, y veo que hay algún que otro “tramposillo” que se ha subido el puerto a lomos de ésta, mientras se apresura a bajar la bici para continuar con la bajada ya subidos nuevamente en la “burra”. Iniciamos la marcha nuevamente, con los aproximadamente 2 km. De subida (ya mas suave) que aún nos quedan hasta la larga bajada a la que llegaremos en breve. Una vez arriva, nos unimos a los dos adelantados, le hago señales a Fortu, que se que baja bien, para que arranque la bajada conmigo, por fín ahora bajada de mas de 10 km. En los que aprovecho para comer y beber.
Empezamos bajando fuerte por las primeras curvas, emulando como no puede ser menos, a Marquez y sus tumbadas de moto GP, aviso al personal que hay una curva en horquilla de 180º en la que hay que frenar mucho. La pasamos el panadero y yo, mientras oigo por detras un “que te vás, que te vás” que me indica que alguien se ha comido la curva. Paro y veo a Juan por el suelo, mientras nos dice: “no pasa nada, seguid, ya estaba casi parado”. Continuamos sin mas incidentes hasta el cruce de la carretera de los Ibores, la última que nos llevará hasta guadalupe, eso sí, cuesta arriva casi todo el trayecto.

Aquí iniciamos el que será el último puerto del día, no muy duro en % de cuestas, pero si por lo contínuo, ya que apenas hay algún “descansillo”. Circulamos en grupete: Nacho (Jeta); Juan (Matancha); Alberto (Capra Hispánica); Fortu y yo. Alberto, que lleva todo el día picándome con hacer unas series y yo que no me pico nada fácil (jejejejejeje), empezamos a acelerar el ritmo, todos juntos dando relevos vamos poco a poco subiendo, Juan, que no se si por falta de costumbre, en vez de relevos nos hacía verdaderos ataques, acelerando el ritmo cada vez que se ponía en delantera, hasta que en una de estas le dejamos que se fuera “palante”. Empezamos de nuevo, ahora con uno adelantado, a marcarnos un nuevo ritmo de aceleración progresiva, a ver si le pillamos, cuando me quiero dar cuenta, se nos habían quedado detrás Alberto y Fortu, llendo solamente Nacho y yo a la caza y captura del prófugo. Lo pillamos a escasos dos kilometros de la siguiente y última parada del día, se nos une detrás, y cuando ya pensaba que llegaríamos los tres juntitos al mirador, Nacho (que tampoco se pica nunca) nos marca un ataque al que apenas puede seguir Juan, yo paso ya que veo el cartel del mirador al final de la recta y les dejo que sigan ellos dos solitos, jajajajaja....


FIN

¡¡¡HA LLEGADO A SU DESTINO!!!, exclamo con el poco aliento que me queda, mientras aparco la bicicleta y espero a todos, que lo van haciendo en grupetes y en menos de 5 minutos ya estamos todos con las “retratauras”, los saludos, los comentarios de como se ha dado, etc....
Bajamos todas las bicis y todos los “biciclistas” de la flagoneta, ponemos a María para que nos encabece a la entrada del pueblo, esto es así, las mujeres y los niños primero. Entrada triunfal en la plaza, mientras la gente nos mira, algunos amagan con aplaudirnos, el policía se rebota porque cortamos el tráfico, mas fotos en la escalinata, por supesto con la bandera de Navalcán, entrada a encender velas a la virgen, últimos tragos de bebida isotónica (las siguientes serán cervezas) y después de un ratito reposando y disfrutando, nos dirigimos al garaje que amablemente nos cede el propietario del restaurante para que aparquemos las bicis, duchita, cervecita y a comer....

Ya estamos pensando en la del año que viene, mientras algunos, están/estamos pensando en ir entre septiembre y octubre por una ruta alternativa de solamente caminos o por lo menos mas caminos de tierra. Ya se verá si al final se realiza o si solo queda en agua de borrasca.

Bueno, con este par de líneas, jajajajaja, me despido. Creo que no ha sido largo de leer, ¿No???
Un saludo a tod@s.

Victor Cobra

Mensajes : 19
Fecha de inscripción : 30/01/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.